Gobierno de Chile

Menú móvil
cabeceraInterior
Foto pulsómetro
20 de Julio de 2017

TRANSPORTES ADQUIERE VERIFICADORES DE TAXÍMETROS PARA DETECTAR CASOS DE ADULTERACIÓN EN TAXIS BÁSICOS

  • Durante el 2016 se recibieron 509 denuncias contra taxis básicos en la Región Metropolitana y de ellas 384 correspondía a problemas con tarifas o taxímetro.
  • Son 30 Pulsómetros  que se distribuirán también en regiones con el objetivo de profundizar y mejorar la fiscalización en el correcto cobro de tarifa a los usuarios de este medio de transporte.

Santiago, 20 de julio de 2017.- Con el objetivo de mejorar el servicio que ofrecen los taxis básicos y hacer frente a las denuncias por taxímetros adulterados que se reciben a lo largo de todo el país, el Ministerio de Transportes adquirió “Pulsómetros”,  equipos capaces que verificar si un taxímetro se encuentra o no adulterado.

“El taxi es un medio de transporte en el que se mueven miles de personas y cuya calidad de servicio queremos seguir mejorando. De hecho, la mayoría de las denuncias que recibimos están asociadas a tarifas y taxímetros, por lo mismo como ministerio adquirimos estos Pulsómetros para que en Santiago y en regiones inspectores fiscalicen el correcto funcionamiento de los taxímetros”, indicó el Subsecretario de Transportes, Carlos Melo, quien presentó estos dispositivos junto a la Jefa del Programa de Fiscalización, Paula Flores, y representantes de los gremios de taxistas.

La autoridad agregó que este tipo de equipos permitirá dar una respuesta “a aquellos casos que hemos conocido de personas que han sido víctimas de cobros abusivos por culpa de un grupo reducido de taxistas, y a su vez, sancionar a los que incurren en estas prácticas”. Así también, agradeció la presencia de presidentes de gremios de taxistas en la actividad, con quienes han trabajado para mejorar la calidad de servicio.

La normativa vigente señala que un taxímetro en buenas condiciones detendrá su operación y no continuaría con la contabilización de metros y tarifa, además de generar una alarma sonora, en caso que supere los 120 km/hr, mientras que uno que está acondicionado seguirá operando si es que se supera esta velocidad.

“Los ‘Pulsómetros’ lo que hacen es provocar este efecto para verificar si el taxímetro está acondicionado, lo que muchas veces se realiza para cobrar tarifas excesivas a los pasajeros. Hasta ahora esta detección era compleja por parte de los inspectores pero ahora con estos equipos de va a facilitar”, señaló Paula Flores.

El parque de taxis básicos en el país llega a los 35 mil vehículos aproximadamente, teniendo la Región Metropolitana el mayor número de ellos: cerca de 24 mil autorizados para funcionar.  El portar un taxímetro adulterado o acondicionado es considerado una infracción grave de acuerdo a la normativa vigente que tiene asignada una multa que puede ir entre 1 y 1,5 UTM, es decir llegar hasta los 70 mil pesos.

La normativa también señala que los reincidentes de infracciones gravísimas o graves, cometidas en últimos 3 a 2 años respectivamente, se les impondrá el doble de la multa para cada infracción, la que se elevará al triple en caso de incurrir nuevamente en esa conducta. Esto, sin perjuicio de suspensiones o cancelaciones de licencia.

 

Síguenos a través de redes sociales: