Gobierno de Chile

Menú móvil
cabeceraInterior
Noticia reducción de velocidad a 50 en Aysén
6 de Agosto de 2018

Comienza a regir ley que reduce velocidad máxima urbana a 50 km/h

La norma tiene como objetivo promover la seguridad vial y proteger a los usuarios más vulnerables de las vías, peatones y ciclistas.

El sábado 4 de agosto la ley que reduce la velocidad máxima en zonas urbanas a a 50 km/h comenzó a regir en territorio chileno, mediante su publicación en el Diario Oficial. Para comunicar este cambio a los conductores de la región, Seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Municipalidad de Aysén, y Carabineros realizaron un cambio de señales de tránsito en el acceso a Puerto Aysén frente al colegio Santa Teresa de Los Andes, vía Ruta 240; en dónde se registra un constante flujo vehicular.

La autoridad regional de Transportes, Fabián Rojas destacó la importancia de la ejecución de este marco legal que permitirá brindar mayor seguridad a los usuarios de las vías, especialmente a aquellos más vulnerables, como ciclistas o peatones. “Aún cuando no exista una señalética que indique en forma expresa la velocidad máxima, debe cumplirse lo establecido por la ley. La reducción de velocidad entrega una posibilidad de sobrevivencia a un atropello de un 10 por ciento y la distancia de frenado de un vehículo disminuye de 32 a 23 metros. Por lo tanto hay mayor capacidad de reacción ante un imprevisto, el cruce de un niño, ciclista o peatón y también los accidentes por alcance”, explicó el Seremi.

El Director de Tránsito del municipio de Aysén, Juan Pablo Altamirano, manifestó que se ha reforzado la planificación de la seguridad vial en la comuna, trabajo que se fortalece con estas medidas: “Hoy estamos dando inicio al cambio de señales de tránsito y continuaremos en este trabajo durante la semana. Esto efectivamente va a reducir los accidentes en zonas urbanas va a permitir que las personas lleguen a los centros de salud con signos vitales en caso de accidentes. Son todas medidas de seguridad que se toman para beneficio de la comunidad”.

En tanto el Suboficial Mayor, Grecio Carrasco señaló que esta medida influirá en una mejor convivencia vial en las calles de Puerto Aysén. “En los cruces no señalizados al reducir la velocidad permite que los peatones circulen de mejor forma y prevenir muertes por este tipo de evento. Además esto cobra importancia al contar con una ruta de acceso como la 240, que también es bastante accidentada”, aseveró.

La conductora Claudia Miranda, como apoderada del colegio Santa Teresa de Los Andes, reconoció la utilidad de esta medida para evitar accidentes: “Muy buena idea porque a nosotros nos complica como colegio, porque tenemos que entrar y salir en carretera y los vehículos vienen a alta velocidad”, declaró.

Esta medida se va a complementar con una adecuada fiscalización y campañas de prevención. Quienes infrinjan la ley estarán cometiendo una falta gravísima, infracción que podría alcanzar las 1,5 y 3 UTM. Es decir, entre $70.000 y $140.000 pesos.

Síguenos en redes sociales: